Existen implantes desde hace más de 40 años. En este largo período de tiempo no se ha sabido de ningún caso que haya sido alérgico a los implantes de titanio. Este material es absolutamente neutral, no contiene ningún elemento que produzca alergias y es completamente inofensivo para la salud.

Sí, es cierto. Con una anestesia local se suprime por completo la sensibilidad y se evita cualquier dolor en la mandíbula y en el maxilar. Durante la perforación y reconstrucción del hueso y la fijación del implante sentirá vibraciones y una leve sensación de presión, pero ningún dolor. La mayoría de los pacientes experimentan esta intervención como si fuera un tratamiento contra caries, el cual también se realiza con anestesia local. En el caso que de todas formas prefiera “dormir